domingo, agosto 29, 2004

1995

Una empresa de publicidad le encarga un mural de 7'5 x 5 m para la decoración de la fachada medianera en una casa de la Plaza de América en Vigo. El compromiso contempla que la permanencia de la obra será efímera, pues el edificio se derruirá para una nueva construcción. Ya no existe.